domingo, 10 de diciembre de 2017

UN 2018 SIN FALTAS DE ORTOGRAFÍA

En la entrada de hoy quería simplemente compartir un enlace de la página web "El placer de la lectura" en la que se nos presenta un simpático calendario del 2018 con diferentes viñetas en las que se reflexiona sobre un aspecto ortográfico en cada mes del año. Ideal para imprimir y poner en la mesa del escritorio. Con solo pinchar en la imagen, accedéis inmediatamente a la web.



"Nada puede hacerte perder credibilidad más rápido, y hacerte ver como un ignorante, que un error ortográfico"
(Roslyn Petelin, profesora de escritura en Australia)

lunes, 13 de noviembre de 2017

THE LEARNING PYRAMID

I would like to share with you something particularly interesting from last Saturday we were talking about in the academy in which I am preparing the public examination to be an English teacher. 

Have you ever heard of the learning pyramid? If you just see the picture for a couple of seconds, you will be able to deduce easily what it is about. Do you agree with it?




There are various methods a learner can engage in which will allow them to learn information at various percentages of retention. The Learning Pyramid, researched and created by the National training Laboratories in Maine, illustrates the percentage of learner recall that is associated with various approaches.  

The first four levels (lecture, reading, audio visual and demonstration) are passive learning methods.  In contrast, the bottom three levels (discussion group, practice by doing and teach others are participatory (active) learning methods.  The Learning Pyramid clearly illustrates that active participation in the learning process results in a higher retention of learning.

5%:  Lecture
10%: Reading
20%: Audio-Visual
30%: Demonstration
50%: Discussion
75%: Practice Doing
90%: Teaching Others

As it can be seen in the chart, the least effective method would be a lecture.  Long term retention rates of a typical lecture, where an individual merely stands in front of people and talks is considered to be around 5%. However, if students get actively involved and collaborate with others his or her retention rate dramatically increases.  The difference in retention between passive and active (participatory) methods is due to the extent of reflection and deep cognitive processing.


The well-known Project Based Learning (PBL), by its focus on lessons and activities designed to ensure that students are actively engaged in the learning process, puts into practice the theory of the Learning Pyramid through discussion groups, practice activities, collaboration, teaching others and doing 'the real thing'.



The biggest shift in education is shifting from teaching kids what to learn, to teaching kids how to learn
(Tom Whitby)

viernes, 10 de noviembre de 2017

EVERY KID DESERVES A CHAMPION


James Comer (1995) puts it well: "No significant learning occurs without a significant relationship." 

I found a really inspirational video relating to the field of education I would like to share with you all. Hearing this woman talking make me think once again about the vital role a teacher plays in the development of a child during school age or university.

Rita Pierson talks about building a respectful relationship, what does not mean becoming student's friends, but developing a nice atmosphere in the classroom in which both teachers and students feel comfortable to learn. Teaching and learning should brig joy.

She also says that "Kids do not learn from people they do not like" and I cannot agree more with her. Why do you think many children drop out? The answer is clear for me. It is not because they are lazy or they are not intelligent enough, but because they have not found anything practical and interesting in what they have been taught at school. In simple words, they are not motivated. And I think it is our job as teachers to inspire them and make them think that they can and have to become the best they can possibly be


Every child deserves a champion.


sábado, 28 de octubre de 2017

UN POCO DE HUMOR

Justo ahora estaba haciendo limpieza de archivos que tengo en el móvil y me encontré con tres imágenes y un vídeo muy simpáticos que me gustaría compartir con vosotros.

La primera imagen la saqué de un libro de texto en inglés y me hizo mucha gracia. ¿Os imagináis que esto sucediera en realidad? Pues sabiendo lo original que es IKEA no me extrañaría nada...


Esta imagen con texto me la mandó una compañera por Whatsapp. ¿Sois capaces de pronunciar bien las frases en inglés? ¡Para que luego digan que este idioma es muy sencillo en comparación con otros como el alemán!



¿Y qué me decís de esta imagen? La foto la saqué yo misma la semana pasada en la Escuela Oficial de Idiomas. Con motivo de los preparativos para la celebración de Halloween aparecen cosas tan tétricas como esta. Fijaos bien en lo que pone en el folio ("This guy said "people is" in an oral exam..."). Espero que nunca lo apliquéis a vuestros alumnos por mucho que a veces cueste contenerse ante los errores garrafales que estos cometen...




Y termino con este vídeo titulado "¿Y os reíais de Ana Botella?". Para que veamos lo bien que se expresan nuestros políticos en inglés.


viernes, 27 de octubre de 2017

¿LA DECISIÓN ACERTADA?

Era septiembre de 2016. Recuerdo perfectamente el día en que recibí la última nota  del máster de profesorado en la especialidad de inglés que hice con la universidad a distancia UDIMA durante el curso 2015-2016. Me sentí en la gloria, eufórica, realizada, contenta. Por fin podría trabajar en un colegio privado o concertado impartiendo inglés y las asignaturas de alemán y lengua española que posteriormente me habilitaría la Xunta de mi comunidad.

Sin embargo, esta felicidad se hizo pasajera cuando comprobé lo difícil que suponía hacerse un hueco como profesor en este tipo de colegios. Que si no hay vacantes, que si hay que contar con experiencia, que si existe cierto "enchufismo" para entrar... Lo típico con lo que uno se encuentra en ese proceso arduo de búsqueda de los primeros empleos. 

Decidí entonces embarcarme en el mundillo de las clases particulares, impartiendo así inglés y alemán a domicilio y colaborando con la Cruz Roja impartiendo un curso de iniciación de inglés para refugiados. La experiencia me gustó porque supuso poner en práctica los conocimientos teórico-prácticos aprendidos durante el máster. Así, aprendí a preparar clases con una metodología comunicativa predominante, dejando a un lado el seguimiento a rajatabla de un libro de texto que todos tan bien conocemos de cuando estudiábamos la asignatura de inglés en el colegio.

Durante ese año comprendí también la gran influencia que un profesor ejerce sobre su alumno en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera y lo importante que es preparar las clases, es decir, dedicar un tiempo determinado en casa a la organización de la materia para que luego en las clases todo vaya sobre ruedas. Que un profesor vea que su alumno viene a las clases motivado y con ganas de aprender es, desde mi punto de vista, una de las sensaciones más gratificante en el ejercicio docente.

A finales de abril de este año me vi obligada a suprimir las clases particulares que estaba impartiendo porque me surgió un trabajo como relaciones públicas en un hotel en una pequeña ciudad de Mallorca que no quise desperdiciar. Este trabajo, que era simplemente para la temporada de verano, me sirvió para poner en práctica los idiomas y para pensar qué era realmente a lo que me quería dedicar una vez terminada esta temporada en la isla. Por un lado, el trabajo en el mundo hotelero me había gustado mucho pero por otro, la docencia siempre había estado entre mis opciones. Era para lo que había estudiado. Sin embargo,  el hecho de vivir de unas pocas clases inestables y la dificultad de entrar en un colegio comenzaban a desanimarme.

Si bien el hecho de preparar las oposiciones al cuerpo de maestros de secundaria para así poder trabajar en los colegios públicos siempre había estado como opción de fondo, no me atrevía, pues supondría volver a dedicar muchas horas al estudio y dejar de cobrar un sueldo. Además, ¿quién te garantizaría la plaza, o el aprobado tras todo el esfuerzo? 

Cierto es que tuve muchas dudas pero mis amigos y familiares me animaron a dar el paso y así el pasado mes de septiembre me apunté a la academia para prepararlas. Y lo cierto es que, pese a que hay días en que el estudio se hace más cuesta arriba, he encontrado muchas cosas positivas en ello. Conocer a gente en la academia que se encuentra en la misma situación que tú, lo mucho que se aprende al  estudiar los contenidos teóricos del temario, aprender a elaborar la parte de una programación didáctica con sus correspondientes leyes o quitarse el miedo a la hora de hacer presentaciones en inglés delante de los compañeros son solo algunos ejemplos.

Este año he vuelto, por así decirlo, a la vida de estudiante. El esfuerzo y sacrificio estoy segura de que valdrá la pena para ampliar los conocimientos docentes. Tener la fortuna de aprobar los exámenes de la convocatoria y conseguir plaza es ya algo que no se puede constatar y que, en muchos casos, la suerte determinará.

jueves, 2 de febrero de 2017

GRUPO VENEZOLANO

Hace un par de semanas me propusieron desde Cruz Roja, la organización para la que he estado colaborando como voluntaria como profesora de apoyo escolar de primaria desde finales del 2016, impartir clases de Inglés de nivel básico a un grupo de 5 refugiados de Venezuela. Sin dudarlo, acepté, pues solo me supondría un par de horas a la semana al tiempo que ganaría experiencia profesional. Algo que, cuando uno está empezando en este mundillo, nunca está de más. Pongo en práctica lo que he estudiado y me apasiona: la docencia de idiomas.

Esta mañana he tenido con ellos la segunda clase. Su nivel, muy bajo aunque las ganas no les faltan. Como profesora, quiero motivarles para que aprendan y para ello, preparo las clases a conciencia. Así, y dado las magníficas instalaciones con las que contamos en el centro de formación de Cruz Roja (aula espaciosa, ordenador, proyector, pizarra blanca, etc.) trabajamos con vídeos, audios, worksheets y corregimos en pizarra, entre otros. Además, intento crear un clima de aula cercano y distendido, fomentando la participación del alumnado y haciendo que pierdan ese "miedo a equivocarse", pues esto último forma parte de cualquier tipo de aprendizaje.

Por mi parte, conocer a este grupo de refugiados de Venezuela me ha hecho darme cuenta, una vez más, de la suerte que tenemos los españoles de vivir donde vivimos y de no estar en un país tan corrupto y desalmado como del que ellos proceden. Ver la dulzura y alegría que transmiten en el aula (y fuera de ella cuando charlamos un rato antes y después las clases) choca con la cruda realidad que están viviendo. Si bien es cierto que reciben ayudas económicas para vivir en España, sobre todo por parte de Cruz Roja, viven a miles de kilómetros de sus familias y sus títulos académicos no tienen validez aquí. Además, aún están pendientes de conseguir las licencias con las que poder moverse de manera legal en el país y, según me contaron, aún tienen para rato.

Instalaciones del centro de formación de Cruz Roja. Aula 3. 
Instalaciones del centro de formación de Cruz Roja. Aula 3.